Grupo Germán Morales Hoteles (GMH) prevé regreso a ocupaciones de hace tres años

Alejandro Morales

La actividad hotelera, una de las más golpeadas por ya casi dos años de pandemia, se sacudió en el último semestre de 2021 y comienza a presentar síntomas notorios de franca recuperación, pese al predominio y fuerte oleada de la variante Omicron.  

De acuerdo con Alejandro Morales, Vicepresidente Ejecutivo de la Organización Germán Morales Hoteles, que tiene a su cargo 12 hoteles con más de 750 habitaciones en Colombia, aún no es tiempo de cantar victoria, «pues dependemos en el futuro inmediato de la evolución de esa variable y de un primer semestre electoral este 2022».

«En GMH las expectativas posteriores a los cierres han sido superiores a lo esperado. Hay que partir el análisis en dos partes, un primer semestre de 2021 difícil, y un segundo mucho mejor, donde la recuperación es evidente».

Una tendencia interesante es que están llegando a los hoteles cada vez más clientes nacionales y es probable que en 2022 volvamos a niveles ocupación, con respecto a lo que observamos en 2018 y 2019, prevé el empresario hotelero. 

Un aspecto atractivo para los viajeros es que en muchos casos las tarifas de alojamiento están siendo inferiores, no solo en términos reales, sino también nominales, a las de 2019. Dependiendo de ciudades y destinos, tenemos algunas incluso 40% por debajo de las que se cobraban en ese año y hoy se compensan con más ocupación.

El experto señala, además, que tanto las nuevas dinámicas en las que se desenvuelve la actividad como las plataformas, le han dado un giro de 180 grados a la manera de desarrollar y mantenerse en el negocio. «En nuestro caso, estamos ante una compañía hotelera a flote y ajustada a las circunstancias, no solo frente a la evolución de la pandemia, sino también a las realidades del mercado”.

Sobre la reactivación, explica que esta depende de la zona y la ciudad en la que se desarrolla la actividad hotelera. «Nadie se esperaba el crecimiento general de 10% que observamos en el último reporte del Dane, lo que va en sintonía con el desempeño del PIB. De hecho, Santa Marta y Medellín muestran una reactivación más acelerada. Bogotá también se ha recuperado, pero no a la misma velocidad de otras ciudades. Esto último es porque se trata de una ciudad que atiende mercado corporativo y turismo extranjero, rubros que no han sido muy dinámicos desde el inicio de la pandemia».

Otro factor clave en este análisis es que la devaluación en Colombia ha frenado la salida del turista medio al exterior. Y de otro lado, encontramos tarifas hasta de 90 dólares en un hotel cinco estrellas en el mercado local. Esto incentiva el mercado extranjero, al tiempo que las restricciones de ingreso al país son menores.

Morales concluye que la tendencia en general es que el mercado hotelero se está recuperando por efecto tarifario y consumo de los hogares. «Hay mercados que no conocíamos. Ahora el reto es mantenerlos y reconquistar el nicho corporativo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas mas info?
Hola, cómo podemos ayudarte?