Puerto Triunfo al Natural

De Pablo Escobar, el más grande capo del narcotráfico colombiano abatido por el Estado en los años 90, no queda sino una mansión en ruinas con imágenes sobre su vida y su macabra obra.

Por Diego Alfonso 2011

Vanesa, con casi 3 años de edad, hace parte de un grupo de más de 20 hipopótamos, cuyos primeros ejemplares llegaron al país hace casi 30 años, por orden del extinto narcotraficante, traídos directamente desde el África.

Ahora como mascota del lugar y una de sus principales atracciones recibe a diario a visitantes que llegan a brindarles sus cuidados y a alimentarla.

Este espacio, que fue símbolo de ostentación y excesos en los años 80, hoy con el nombre de parque temático Hacienda Nápoles funciona como un santuario donde se protege la vida y donde sus visitantes pueden experimentar una verdadera aventura salvaje.

Ubicado en el Magdalena Medio que atraviesa la Autopista Medellín – Bogotá, en el corregimiento Doradal del municipio de Puerto Triunfo, en aproximadamente 400 hectáreas, de un total de 1580, los visitantes pueden encontrarse con bonitos paisajes y varias especies de animales, algunas tan exóticas como los hipopótamos, como las cebras y los avestruces.

Los niños pueden recorrer en pequeñas cuatrimotos y con toda la seguridad la troncopista, un circuito diseñado para ellos donde pueden observar figuras de enormes dinosaurios del periodo Jurásico en sus tamaños y formas originales, ambientados por el sonido agreste, propio de esta época.

Otros atractivos del parque son el coliseo, el acuasaurius, el mariposario, las rutas ecológicas y sus 15 lagos; y vienen otros como dos hoteles con más de 40 habitaciones, escenarios para deportes a motor y tres nuevos anfitriones salvajes, dos elefantes y un rinoceronte.

Un recorrido por el paraíso

Y si el paraíso existe es posible que sea la reserva natural Río Claro, ubicada en la vertiente suroriental de la cordillera central, en el kilómetro 152 de la Autopista Medellín – Bogotá, uno de los santuarios del país donde se practica un verdadero turismo ecológico.

En esta área de 500 hectáreas se han descubierto más de 20 especies de flora, nuevas para la ciencia, y se han observado 390 tipos diferentes de aves y una gran variedad de mariposas, insectos, ranas, mamíferos y anfibios.

Su recorrido nos lleva por cuevas como la caverna de los guácharos, senderos naturales y por el río Claro que tiene una impresionante playa natural en mármol que, según chismes populares, fue construida por capricho del capo Pablo Escobar en sus años de poder. Recalcamos que es una playa natural.

En el río Claro podemos refrescarnos, nadar un poco y practicar deportes como el canopy y el rafting, este último en un recorrido de dos horas en medio de un paisaje verde y estaciones como la bóveda, que sorprenden por su belleza.

La guía mundial Lonely Planet calificó este lugar como uno de los más románticos del mundo, quizás por su parecido con el paraíso o también por su hotel y sus cabañas donde la vista es una linda postal del cañón, del río y de la naturaleza del sitio.

Colombia de Fiesta recorrió este destino gracias a una invitación de la Gobernación de Antioquia y de la Red Colombiana de Periodistas de Turismo.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.