Honda, tesoro colonial del Tolima

Por Diego Alfonso

Al recorrer el sector histórico de Honda se me vienen a la mente - como especie de déjà vu - recuerdos de Cartagena, por sus construcciones coloniales, los colores de sus fachadas, sus calles empedradas y hasta su clima.

Y aunque este municipio no limita con el mar Caribe sí tiene la fortuna de hacer parte del recorrido del gran Río Grande de la Magdalena, que también desemboca en el océano Atlántico. Por este sector va dejando el alto Magdalena para convertirse en medio.

Por eso, aunque un hondano alguna vez me dijo que le molestaba que le dijeran a su municipio la ‘Cartagena del interior de Colombia’, pienso que no es descabellada la comparación y hay que aprovecharla para seguir impulsando el turismo, pues tiene muchos sitios para ofrecer en esta materia.

También se le conoce como ‘Ciudad de los Puentes’ porque, dicen, tiene en su territorio cerca de 40 puentes que ayudan a conectar la población de ríos que la atraviesan como el Magdalena, Gualí, Guarinó y Quebrada Seca. Las veces que he visitado Honda he cruzado por varios puentes, pero no me consta que sean los 40 de los que se habla.

Antes de hablar de esos mágicos lugares que ofrece este municipio del norte del Tolima para el deleite de turistas y, también, de sus mismos habitantes, hay que felicitar a sus habitantes por su reciente cumpleaños 371 y por el Carnaval Cultural y Reinado Popular de la Subienda que, igualmente, acaba de pasar.

Recorrido por Honda

Honda queda, por carretera, a unas cuatro horas de Bogotá y a un poco más de dos de Ibagué. Su temperatura media oficial (según la página web del municipio) es de 27 grados centígrados, aunque realmente se siente más cálida.

De su gastronomía, destacamos el famoso viudo de pescado, con capaz o bocachico, que se consigue en lugares como la plaza de mercado y el barrio Pacho Mario, que bordea el Magdalena. También hay bagre sudado o frito, mojarra frita, sancocho de gallina, y la lechona y el tamal, delicias del departamento.

Para visitar, como lo dijimos antes, hay muchos sitios, entre ellos:

Petroglifos de la Vereda Perico, de gran valor arqueológico.
Catedral de Nuestra señora del Rosario, de arquitectura colonial con tres naves en su interior.
Calle de las Trampas, con piso hecho en piedra, todo un escenario fotográfico.

Puente Navarro. Es Monumento Nacional desde 1994. Une a los departamentos de Tolima y Cundinamarca.

Plaza de Mercado o ‘Partenón del Tolima’. Allí funcionó el Convento franciscano de San Bartolomé. Es Monumento Nacional desde 1.996.

Rápidos o Saltos de Honda. Falla geológica de gran belleza que, entre sus beneficios, permite que pescadores aprovechen la subienda que llega los primeros meses de cada año.

Museo del Río Magdalena. Con varias salas que cuentan la historia y desarrollo del río.

Casa Museo Alfonso Pumarejo.

Galería fotográfica en:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.842610619085823.107371834.304195289594028&type=1

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.