Guainía: Un paraíso con muchas aguas

Por Diego Alfonso

Guainía, un departamento conocido como ‘Tierra de muchas aguas’ por los muchos ríos y caños que lo cruzan y bordean, es uno de esos paraísos que hay en Colombia que se debe visitar antes de morir.

Allá las agujas del reloj giran mucho más despacio. Su gente amable, descendientes de colonos que llegaron de diferentes lugares del país, lo ayudan a enamorarse más de este espacio con mucha selva y un poco de llano.

Por eso, sus principales productos turísticos son la naturaleza y las diferentes comunidades indígenas que habitan, desde antes de la colonización, esta hermosa zona de nuestro país.

Su capital, Inírida (antes llamada Puerto Inírida), se puede recorrer a pie, si se desea, pero hay mototaxis y taxis, que lo pueden transportar a las comunidades indígenas cercanas, a parques como el de la princesa Inírida o a los restaurantes y el mirador donde se observa el río.

Uno de los orgullos de los iniridenses es su emblemática flor, que sólo nace y crece en las sabanas que conducen al Caño Vitina. Este patrimonio natural sólo se puede disfrutar allí o a través de fotos y videos hechos por quienes tuvieron la fortuna de visitarlo, pues su explotación y comercialización está vetada.
Otro lugar de interés es la comunidad de Coco Viejo. Sus antiguos habitantes dejaron constancia de su existencia en rocas talladas en bajo relieve y quienes hoy la habitan dejan su huella en bellísimas artesanías en cerámica y tejidos en fibra de chiqui chiqui. Coco viejo queda muy cerca del centro de Inírida.

Por lancha, luego de unas dos horas larguitas, se llega a los cerros de Mavicure, Mono y Pajarito, en territorio indígena Puinave. Este lugar, lleno de leyendas, se puede visitar en el día o, también, tiene espacios para ir de camping. Pesca, deportes acuáticos o senderismo son algunas actividades recomendadas en sus alrededores.

Y uno de las razones por la que se le conoce a este departamento como ‘Tierra de muchas aguas’ es la Estrella Fluvial del Sur, ubicada en la frontera con Venezuela, a unos 40 minutos por lancha del puerto de Inírida. Está conformada por la confluencia de los ríos Orinoco, Atabapo y Guaviare.

Aunque no tuvimos la fortuna de conocer la Reserva Puinawai, se puede decir que es otro paraíso de más de un millón de hectáreas dentro del gran paraíso que es el Guainía. El rio Inírida nace allí y luego llega a la selva brasilera con el nombre de río Negro. Esperemos que en una próxima ocasión la conozcamos.

Notas sueltas

El departamento del Guainía alberga, igualmente, una gran variedad de fauna. Mamíferos como la pantera, el oso hormiguero palmero, el ocarro o armadillo gigante; aves como tucanes panjiles y camaranas; peces como bagres, anguila eléctrica y la payara o payala, y réptiles y arácnidos hacen de anfitriones en muchos de sus espacios.

El departamento del Guainía queda al oriente del país, en la región de la Amazonía. Limita con los departamentos del Vichada, Vaupés y Guaviare, y con los países de Venezuela y Brasil.

¿‘Tierra de muchas aguas’? quizás por los ríos Guainía, Guaviare, Inírida, Atabapo, Isana, Cuyarí, Tomo, Guasacaví; caños Cunubén, Jota, Bocón, Piapoco, Colorado, Naquén, Mane y Perro de Agua, y lagunas Las brujas, Macasabe, Cacao, Cajaro, Rayado, Rompida, El Tigre, Mure, Mucuparí, Mosquito y Minisiare que hacen parte de su territorio.

Entre sus platos típicos están el pescado moquiado, cocinado en hojas con vapor, acompañado por arepas de casabe, hechas a base de yuca brava. Aunque, por ser tierra de colonos, se consiguen platos de todo el país.

Fotos en:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.835861186427433.1073741833.304195289594028&type=3&uploaded=17

 

 

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.