Barichara y el encanto del pasado

Dicen que no hay foto mala en Barichara, conocido como el “pueblito más lindo de Colombia”. Eso lo pude comprobar personalmente, pues a pesar de ser un mal aprendiz de fotógrafo cada imagen que quedó registrada en mi cámara es digna para ser plasmada en una pintura.

Quizás por eso varios artistas pasan largas temporadas en este municipio santandereano, otros, incluso, prefirieron dejar el corre corre de las grandes ciudades y se establecieron en la mágica población para vivir inspirados por sus paisajes, sus construcciones coloniales, su clima y su gente.

En el suroriente del departamento, a tan solo 21 Kilómetros de San Gil y a unos 118 de Bucaramanga, queda esta población donde aún se siente la presencia indígena guane, que dominó gran parte de esta región y cuya cultura sigue viva en el centro poblado Guane, ubicado a 15 minutos por carretera desde el centro de Barichara.

Precisamente en este espacio, que es sitio obligado de visita, el turista puede conocer más de sus antiguos pobladores visitando el pequeño museo paleontológico, arqueológico y antropológico, o dando un pequeño paseo por sus calles tradicionales, mientras degusta un delicioso postre típico o adquiere una bella artesanía.

Regresando a Barichara, cuyo centro histórico fue declarado monumento nacional el 3 de agosto de 1978, hay muchos lugares que sorprenden como la Catedral de la Inmaculada Concepción, sus capillas doctrineras, la calle Real, la Casa de la Cultura Emilio Pradilla González, el Mirador con su impresionante vista hacia el cañón del río Suárez y el camino real a Guane.

Otros dos espacios para visitar son el Parque para las Artes Jorge Delgado Sierra, un lugar establecido en homenaje  a los talladores de piedra, y, por supuesto, los talleres de los picapiedreros o artesanos de la piedra, uno de los oficios más antiguos y destacados de la región.

Visitar Barichara es darles la razón a aquellos padres y abuelos que afirman que ‘todo tiempo pasado fue mejor’, pues el encanto de esta tierra, que parece anclada en el pasado, hace soñar a muchos de sus visitantes con regresar, de pronto a pasar unos inolvidables días o hasta con vivir allá, para disfrutar ese bello paisaje que siempre nos ofrece el “pueblito más lindo de Colombia”.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.