2.000 millones para señalizar playas de Cartagena

El viceministro de Turismo, Julián Guerrero Orozco, anunció que el proyecto sobre la implementación del plan de ordenamiento de playas, que incluye la dotación de señales para el área turística de Cholón en la Isla de Barú, en Cartagena, ya fue aprobado y su proceso de contratación iniciará en las próximas semanas.  

Esta iniciativa, que busca garantizar la seguridad de los habitantes y visitantes de la playa de Cholón a través de su ordenamiento, fue aprobado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, por medio de Fontur, por cerca de $2.000 millones. 

Esos recursos tienen como fin fortalecer y complementar el sistema de boyas (indicativo de separación de los bañistas), además de las señales flotantes de amarre. “Antes de Semana Santa esperamos tenerlas instaladas para mejorar las condiciones de seguridad de la zona”, resaltó el viceministro Guerrero. 

Este plan de señalización fue un compromiso del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a raíz de los accidentes ocurridos durante los últimos meses en la playa de Cholón, y busca garantizar la seguridad de los turistas y prestadores de servicios turísticos de la zona. 

Igualmente, “estamos trabajando en el ordenamiento de los prestadores de servicios turísticos con temas de capacitación y sensibilización, para que la oferta turística sea de calidad. La sostenibilidad del Parque Nacional Corales del Rosario es también un elemento fundamental de esta estrategia de ordenamiento”, comentó el funcionario.

Asimismo, este proyecto, que hoy ya está aprobado y es una realidad para esta playa de la Isla de Barú, se definió después de varias reuniones, en articulación con las autoridades locales y nacionales. Se asignaron responsabilidades directas en el tema a entidades como la Armada Nacional, la Dirección General Marítima-Dimar, la Superintendencia de Industria y Comercio, Parques Nacionales Naturales, Procuraduría y Policía de Turismo, entre otros. 

Esta acción se encuentra dentro del marco del plan de ordenamiento y zonificación de playas, y hace parte de las acciones a corto plazo que pretenden generar procesos de cambios de comportamiento, tanto en los prestadores de servicios turísticos, como en los turistas y en las comunidades que habitan las zonas mencionadas. 

Finalmente, esta disposición viene acompañada de medidas a mediano plazo, que incluyen componentes como: la planificación de las playas, su normatividad y calidad, la infraestructura marino-costera y los temas en materia del desarrollo sostenible de turismo.

Foto: Héctor Jaime Londoño Jaramillo.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.