Amparo Grisales

“Un pueblo que no tenga fiesta representativa no tiene cultura”

Amparo Grisales ha sido la envidia de gran cantidad de mujeres y el ejemplo para muchas otras. Talentosa, impactante, bella, sensual, polémica, exótica, inteligente, lanzada y eterna (como la calificaron en otro medio de comunicación), son algunos de los calificativos que la definen.

Aún conserva su acento caldense, a pesar de que es una mujer de mundo, pues gracias a su trabajo ha tenido la oportunidad de vivir en países como Brasil, Estados Unidos y México. La ‘diva’ conversó con Colombia de Fiesta sobre su vida, obra y, por supuesto, las fiestas colombianas.

Diego Alfonso: ¿Cuál es tu secreto para ser considerada la única diva del país?

Amparo Grisales: Empecé muy jovencita, muy niña y me he sabido mantener durante varias generaciones.

Lo lindo es que hasta los niños pequeños de hoy en día saben quien soy yo, pero eso es puro trabajo y disciplina, responsabilidad con la gente, saber dar siempre lo mejor y no dejarse nunca quitar el trono. Tengo la ventaja que quien pisa primero pisa el doble.

DA: ¿Por qué no han surgido otras divas?

AG: Una diva necesita un espíritu libre, o te comprometes o te comprometes. Yo soy muy comprometida con lo que hago desde muy pequeñita. He sido apasionada con mi carrera, con el amor, con el deporte, con la gente.

Quien quiera demostrar que es diva que lo diga a los 50 años, para ver si realmente han tenido vigencia, si se han sabido reinventar, innovar… Eso es un regalo que Dios me dio y que no lo tiene mucha gente.

DA: ¿Cómo te conservas físicamente?

AG: Los años también me han dado esa armonía entre cuerpo, mente y espíritu, como dicen ‘mente sana en cuerpo sano’. Ahora corro diario 4 ó 5 millas a muy buena velocidad; hago escalada y, también, mucha tensión. Antes hacía muchas pesas, pero ahora me gusta más el cuerpo delgado y tonificado, sin darle volumen.

Cuando era chiquita fui de la selección Caldas de baloncesto y luego de voleibol. Después me convertí en un ser independiente y me fue difícil encontrar un equipo. Tuve un gran amor que fue Jorge Rivero, un mexicano con quien viví 8 años, que me enseñó la disciplina del gimnasio y se lo agradezco muchísimo.

DA: ¿Cuál es tu comida favorita?

AG: Afortunadamente no soy tragona. Los dulces no me apetecen, no como carbohidratos saturados, ni carnes rojas, no como casi nada que brille, que tenga mucha grasa, no como cosas con gas… Hay muchas cosas que no como y que no se me antojan.

Como mi desayuno, con cereal y fibra. El almuerzo es mi comida principal, con proteínas, mucha verdura, pescado, y por la noche trato de no comer. Mi comida colombiana preferida es la que hacen en mi casa.

DA: ¿Qué es lo que más te gusta de Colombia?

AG: Me gustan muchos lugares, me encanta el país completo. Tenemos mucha versatilidad, una variedad de paisajes, climas, tenemos de todo. Somos privilegiados por donde lo miren. Lo que más me gusta es cuando estoy aterrizando en un avión y veo los diferentes verdes que tenemos.

La costa, Cartagena me encanta, Santa Marta, Riohacha. Me encanta el Valle del Cauca, la Zona Cafetera, me gusta mucho Medellín, los Llanos, es muy difícil escoger…

DA: ¿Te gustan las ferias y fiestas colombianas?

AG: Me parece que son importantes, que son motivación para todos. La gente todo el año piensa que lleguen esas fiestas, que lleguen esas fiestas.

Las fiestas son momentos de relax para todo el mundo, son imágenes, símbolos, alegorías y son cultura. Un pueblo, una ciudad, que no tenga fiesta representativa no tiene cultura.

DA: ¿Cuáles fiestas conoces?

AG: Muchas. El Carnaval de Barranquilla, la Feria de Manizales, la Feria de Cali aunque ha perdido mucho, el baile de Negros y Blancos de por allá de Nariño, el Sanjuanero…

Lo bueno de Colombia es que tenemos fiestas cada tanto, siempre hay para donde tomar. Qué bueno que somos tan fiesteros, por eso somos el segundo país más alegre del mundo.

DA: Cuéntanos una anécdota de alguna fiesta:

AG: Me han pasado muchas. En un Carnaval de Barranquilla, hace como 12 años, vestida de Carnaval, con faldones, flores y zapatos altísimos, me tocó danzar y danzar y danzar no se cuántas horas hasta llegar al club. Tenía que mover los hombros y la cintura al público todo el tiempo porque sino bailas te silban, te decían cosas horribles. Estaba con la reina de Colombia y las dos llegamos casi directo al hospital…

DA: ¿Cómo te diviertes en las fiestas?

AG: Si no tengo un amor presente con el que me esté dando besitos no me divierto. Si no tengo con quién seguir la fiesta no tomo, para enguayabarme sola qué pereza. A no ser que esté con un grupo de amigos, pero prefiero quedarme en casa, con la chimeneíta, tomándome algunos vinitos.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.