Café San Alberto abre en el clásico edificio Avianca en el centro de Bogotá

Café San Alberto en Bogotá

En el clásico edificio Avianca, monumento nacional, en plena carrera séptima, en el parque Santander del centro de Bogotá, se halla este nuevo café San Alberto, un exponente de lujo, con una propuesta muy valiosa que refleja la esencia de Colombia, país cafetero por excelencia. 

Así, coinciden dos valores culturales de la sociedad y de nuestro país: por un lado el espacio del café y su creciente culto especial colombiano, renglón donde San Alberto ha logrado posicionarse de manera destacada, inclusive ostentando hoy de manera orgullosa, el título de ser el café más premiado de Colombia.  

En esta etapa post pandemia, donde la gente está ávida de la cercanía y de consumir un producto gourmet, la nueva tienda recibe el tráfico de los habitantes habituales del centro y el tímido regreso de bogotanos, nacionales extranjeros que visitan el centro con todas las medidas de bioseguridad. 

Según Gustavo Villota, director de Café San Alberto: «esta tienda contó con elementos adicionales que aportaron al momento de inclinarnos por la ubicación.  Como estudiosos del café, no solo en su aspecto técnico y sensorial sino inclusive en su impacto cultural e historia, vimos como los cafés más reconocidos y relevantes para la historia de Colombia y, por lo general, en todos los países, están en el centro. Cercanos a espacios de instituciones de Gobierno, a locaciones donde se fundaron las ciudades o confluyen pensadores. Así que nos ilusionó mucho el pensar en la renovación del café clásico del Centro de Bogotá».

La inversión en local estuvo cercana a los 600 millones de pesos. «Creemos que cada tienda supera la anterior y, esta, definitivamente será un referente para el mundo», manifestó Villota.

El templo del café

En un área de 150 metros y alturas que superan los 7 metros y ventanales inmensos que dan a la emblemática carrera séptima, este local recibe la historia y el buen gusto detrás de las propuestas de San Alberto. 

Continuando con su obsesión en los detalles, San Alberto sorprende con un diseño original que incluye una barra tipo isla, la mayor protagonista del lugar, como un tablado de un teatro que concentra todas las miradas de los espectadores.

En este templo, se toman bebidas siempre con granos 100% cultivados en la Hacienda San Alberto de Buenavista, Quindío, tanto frías como calientes, innovaciones de café con licor y maridajes espectaculares con pastelería dulce salada e inclusive pastelería saludable, que marca hoy la tendencia en estilo de vida.

Debido a la situación, el nuevo Café abrió sus puertas en el mes de septiembre con las limitaciones propias de la pandemia y esa es una de las razones por las que Café San Alberto ve abril como el verdadero mes de inauguración de la tienda que con seguridad marcará un cambio importante en el concepto de café clásicos del centro de la ciudad.

Según Gustavo Villota, «la pandemia nos tomó por sorpresa como a todos, el proyecto terminó solo días antes del simulacro de cuarentena. El contexto histórico de culminación de trabajos y apertura de esta tienda será algo inolvidable. Tener sueños que se cumplan en un escenario tan difícil como la pandemia fue algo particular, nos resultaba increíble saber que una tienda tan linda, estuviera cerrada».

Con esta tienda, San Alberto completa 5 espacios privilegiados para disfrutar su café y materializa su deseo de convertirse en un producto representativo de los grandes artistas artesanos detrás de una taza de café. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas mas info?
Hola, cómo podemos ayudarte?