Por Diego Alfonso/Adriana Monroy

La mayoría de colombianos reconocen a la Catedral de Sal de Zipaquirá como la primera maravilla turística del país. Este lugar para visitar en familia, en plan de turismo religioso, es una experiencia que llena los sentidos.

Pero Zipaquirá tiene mucho más y, generalmente, quienes visitamos la Catedral de Sal no lo sabemos. Darse una vuelta a pie por la esta ciudad donde se graduó como bachiller nuestro único Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, es un gran plan que seguramente lo sorprenderá.

Descubrir sus parques, sus construcciones coloniales, los lugares donde artesanos trabajan la sal, la lana, el cuero y los convierten en bellos y útiles productos, y sus restaurantes, que ofrecen deliciosos platos de la comida colombiana e internacional a precios más cómodos que otros restaurantes de la Sabana de Bogotá, son buenos motivos para enamorarse de este municipio ubicado a tan solo dos horas de Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas mas info?