Ahorra combustible en tus viajes

El precio de la gasolina siempre es un inconveniente a la hora de calcular el dinero para emprender un viaje: el incremento de su valor es una constante y puede afectar a tu bolsillo de manera significativa.

Sumado a esto, el combustible es un recurso no renovable, por tal motivo siempre es importante cuidar su uso, ya que mientras menos gases se emitan a la atmósfera más se cuida al planeta.

Por eso, a la hora de adquirir un auto es necesario que tengas en cuenta que éste no sólo te proporcionará comodidades, sino que también conlleva gastos y cuidados que van más allá de la contratación de seguros de autos o o visitas al mecánico. Si quieres cuidar el medio ambiente y al mismo tiempo preservar tu bolsillo, aquí van 10 consejos que seguramente te ayudarán con esta tarea:

Conduce de manera uniforme

Mantener una velocidad constante es una de las maneras de reducir el consumo de combustible: aceleraciones y desaceleraciones pueden hacer que gastes más gasolina que si conduces siempre a la misma velocidad.

Utiliza una velocidad moderada

Conducir a una velocidad menor a los 80 Km/h reduce el gasto de gasolina. Por ello es recomendable evitar el exceso de velocidad; de esta manera tu viaje será más barato y seguro.

Planifica tu viaje

Si quieres reducir el consumo de combustible es necesario que escojas la ruta adecuada antes de partir, obteniendo un viaje rápido y seguro. Para ello puedes recurrir a un GPS, que te indicará qué caminos elegir acortando distancias y evitando embotellamientos.

Controla la presión de tus neumáticos

Tener los neumáticos adecuadamente inflados aumentará la distancia que pueda recorrer tu tanque de gasolina. En caso de que cuenten con menos presión de la necesaria pueden hacer resistencia contra la superficie provocando un esfuerzo innecesario al motor y generando mayor gasto de combustible.

Imagen suministrada.
Si sigues los consejos que te brindamos tu viaje saldrá más económico.

Evita el exceso de peso

Carga sólo el equipaje necesario, equipos de seguridad y herramientas de auxilio: viajar de manera liviana ayuda a reducir el gasto de combustible. De ser necesario llevar muchas cosas, reparte el peso de manera equilibrada.

Afina el motor de tu auto

Revisar habitualmente el motor midiendo el agua y el aceite asegurará que tu vehículo esté en condiciones y mejorará el rendimiento del combustible.

Si conduces en la carretera, cierra las ventanas

Si mantienes las ventanas abiertas mientras conduces en alta velocidad, el aire entrará a tu vehículo generando resistencia y gastará más combustible. Por ello, es conveniente cerrarlas y encender el aire acondicionado. De lo contrario, si conduces en la ciudad será mejor que apagues el aire y bajes las ventanillas.

Utiliza el frenado del motor

Si debes bajar la velocidad es mucho mejor que lo hagas soltando el acelerador, ya que de esa manera se detiene el suministro de combustible. Así lograrás que tu tanque tenga mayor rendimiento y cuidarás mejor las piezas de tu vehículo.

Apaga el vehículo cuando realices paradas prolongadas

Si dejas el motor encendido tu vehículo estará malgastando combustible y se recalentará más fácilmente.

Toma en cuenta el terreno sobre el que circulas

Si conduces por pendientes ascendentes es provechoso retrasar las reducciones de cambios, resulta conveniente incrementar de modo suave la presión en el acelerador para atravesar la subida. De lo contrario, en bajada aprovecha la inercia para adelantar el cambio de las marchas, circulando en bajas revoluciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas mas info?